¿QUÉ SON LOS FACTORES DE CRECIMIENTO?

 

Los factores de crecimiento o GF (de growth factor) son un conjunto de sustancias, la mayoría de naturaleza proteica que junto con las hormonas y los neurotransmisores desempeñan una importante función en la comunicación intercelular. La función principal de los factores de crecimiento es la del control externo del ciclo celular, el aumento del tamaño celular es estimulado al incrementarse la síntesis proteica. Son proteínas bioactivas que se sintetizan y almacenan en las plaquetas, las plaquetas son las células sanguíneas que se encargan de la coagulación de la sangre, pero además de esta función que es la más conocida, las plaquetas juegan un papel fundamental en la reparación y regeneración de los tejidos y estructuras dañadas.

La función de los factores de crecimiento no sólo es la de estimular la proliferación celular mediante la regulación del ciclo celular iniciando la mitosis, sino también el mantener la supervivencia celular, estimular la migración celular, la diferenciación celular e incluso la apoptosis.

Cuando un tejido se lesiona (fractura, ruptura, esguince o distensión) las plaquetas acuden por el torrente sanguíneo a la zona lesionada. Inicialmente se activan al contactar con las fibras de colágeno rotas, y al activarse se adhieren unas a otras formando un coágulo limitando la hemorragia y la progresión del daño. De forma simultánea al activarse comienzan a liberar al exterior el contenido de unos gránulos que se encuentran en su interior (gránulos alfa). Estos gránulos están rellenos de diferentes tipos de factores de crecimiento plaquetario, de los que hay descritos más de cien diferentes (TGF-B1, PD-EGF, PDGF,…etc) cada uno con una función diferente, pero actuando en conjunto con un único propósito: estimular la regeneración de los tejidos dañados.

Esta estimulación la realizan mediante tres mecanismos diferentes: estimulando la multiplicación de las células sanas que rodean a la lesión, aumentando el riego sanguíneo a la zona al estimular la formación de nuevos vasos y activando a las células madre adultas que hay en la zona para que se diferencien, cambien convirtiéndose en células especificas de las del tejido dañado.

Este es un mecanismo lento y progresivo que va consiguiendo poco a poco que las lesiones sanen, y lo que es más importante, sin que quede tejido cicatricial, sino sustituyendo la lesión por tejido sano normal. Toda curación en la que predomina el tejido cicatricial es una curación de baja calidad. Si una rotura muscular se repara con tejido conjuntivo, cicatricial, quedará una zona no contráctil, menos elástica y con más tensión, que tenderá a romper de nuevo. Si esa misma lesión se regenera con tejido muscular, volverá a tener las mismas características que antes de la rotura, sin que vuelva a romper en un futuro.

factores-crecimiento-plasma-rico-plaquetas-tratamiento-valencia-ivotCon el tratamiento con PRFC lo único que hacemos es reproducir y amplificar el mecanismo natural de curación, llevándolo a zonas en las que por tener una pobre vascularización no se produce (cartílago, tendones), y además multiplicando su potencial al aportar un concentrado de factores tres o cuatro veces superior a la concentración normal en sangre.

Los factores de crecimiento desempeñan su función a muy baja concentración en los líquidos corporales, del orden de los picogramos. Actúan uniéndose a receptores celulares situados en la membrana celular que transmiten la señal del exterior al interior de la célula, mediante el acoplamiento de diferentes proteínas quinasas que se fosforilan y que activan una cascada de señales que acaba con la activación de uno o varios genes (transducción de señales), provocando una respuesta por parte del organismo que pone en marcha los procesos de regeneración natural para la sustitución del tejido destruido o deteriorado, por tejido nuevo o regenerado, acortando hasta un 50% el tiempo obtenido por los métodos convencionales.

EFECTOS BIOLÓGICOS DE LOS FACTORES DE CRECIMIENTO

Tipos de Factores de Crecimiento y Efectos Biológicos

  • Factor de crecimiento derivado de plaquetas: PDGF (platelet-derived growth factor): Regula el crecimiento celular y la división celular el PDGF juega un rol significativo, en especial para la angiogénesis, que implica el crecimiento de vasos sanguíneos a partir de tejido vascular existente.

 

  • Factor de crecimiento transformante beta: TGF-beta, BMPs (Proteínas Morfogenéticas del Hueso): Es un agente fibrogénico importante, que estimula la quimiotaxis hacia los fibroblastos y aumenta la expresión de colágeno, fibronéctina y proteoglicanos. Además disminuye la actividad de las proteasas de la matriz extracelular y aumenta las actividades inhibidoras de proteasas, lo que resulta en una disminución de la degradación del colágeno, tienen una fuerte acción antiinflamatoria.

 

  • Factores de crecimiento de los fibroblastos (FGF y KGF): Aumenta el índice de actividad mitótica y síntesis de ADN facilitando la proliferación de varias células precursoras, como el condroblasto, colagenoblasto, osteoblasto, etc… que forman el tejido fibroso, de unión y soporte del cuerpo.

 

  • Factor de crecimiento epidérmico (EGF y relacionados TGF-alfa): Tiene capacidad mitogénica sobre una amplia variedad de células epiteliales, hepatocitos y fibroblastos. Esta actividad es importante en la cicatrización de heridas, situación en la que los macrófagos, los queratinocitos y otras células inflamatorias que migran a la zona dañada segregan EGF, que se distribuye ampliamente en secreciones tisulares y fluidos.

 

  • Factor de crecimiento de hepatocitos (HGF): Tiene capacidad morfogenética durante el desarrollo embrionario, promueve la migración celular y mejora la supervivencia de los hepatocitos.

 

  • Factor de crecimiento endotelial vascular: VEGF (vascular endotelial growth factor): Es una proteína señalizadora implicada en la vasculogénesis (formación de novo del sistema circulatorio embrionario) y en la angiogénesis (crecimiento de vasos sanguíneos provenientes de vasos preexistentes), Promueve angiogénesis en los procesos de inflamación crónica, cicatrización y en tumores; originalmente recibía el nombre de factor de permeabilidad vascular (vascular permeability factor).

 

  • Factor de crecimiento insulínico tipo 1: IGF-1 (insulin-like growth factor-1): Juega un papel importante en el crecimiento infantil (los mayores niveles se producen en la pubertad, los menores en la infancia y la vejez), y en el adulto continúa teniendo efectos anabolizantes.

 

  • Factor de crecimiento nervioso (NGF): Necesaria para la supervivencia y desarrollo de las neuronas en el período embrionario. Otra función del FCN consiste en dirigir el crecimiento de las vías nerviosas hacía sus órganos efectores durante el período fetal, Se estudia su posible utilidad en las enfermedades neurodegenerativas.

 

  • Factor estimulante de colonias de granulocitos: G-CSF (granulocyte-colony stimulating factor): Es una glicoproteína que se produce en diferentes tejidos y promueve la maduración de células precursoras localizadas en la médula ósea a neutrofílos, un tipo de glóbulo blanco presente en la sangre. También favorece la activación de los neutrofílos y su liberación al torrente sanguíneo.

 

  • Factor estimulante de colonias de granulocito y macrófagos: GM-CSF (granulocyte-macrophage colony stimulating factor): Constituye una familia de glicoproteínas que modulan la hematopoyesis y controlan la sobrevida, proliferación, diferenciación y capacidad funcional de los progenitores hematopoyéticos, con actividades frecuentemente superpuestas. Son, además, reguladores importantes de la respuesta inmune y de la homeostasis tisular. por ello mismo es importante su revisión.

 

  • Eritropoyetina (EPO): Es una hormona glicoproteína que estimula la formación de eritrocitos y es el principal agente estimulador de la eritropoyesis natural. En los seres humanos, es producida principalmente por el riñón en las células intersticiales peritubulares, células mesangiales (85% – 90%), el resto en el hígado y glándulas salivales (10% – 15%).

 

  • Trombopoyetina (TPO): Es un factor humoral que estimula la producción de trombocitos (plaquetas). La trombopoyetina estimula la proliferación de megacariocitos de médula ósea y la liberación de plaquetas. El proceso se llama trombopoyesis

INDICACIONES

Actualmente los Factores de Crecimiento están indicados en casi todas la patologías del aparato locomotor, desde la traumatología se incorporó rápidamente a la medicina deportiva donde acelerar el proceso de recuperación es determinante para la vida profesional de muchos atletas, también se aplica en otras especialidades como la Reumatología, Dermatología, Cirugía Plástica, Cirugía Maxilofacial e Implantología.

1. Cirugía Ortopédica y Traumatología.

-Enfermedades degenerativas:

  • Artrosis (cadera, rodilla, tobillo etc), Osteocondritis, Condromalacia de Rotula
    El PFRC restituye el ambiente fisiológico de la articulación inhibiendo y reduciendo el dolor, por lo que le confiere buena eficacia clínica.
    En los casos en los que se aprecia liquido sinovial inflamatorio, al realizar la artrocentesis (evacuación del exceso de liquido que existe en el interior de una articulación) e introducir el PRFC, este actúa sobre la membrana sinovial y los sinoviocitos estimulando la producción de acido hialuronico u otras moléculas bioactivas, el resultado de estos cambios es la mejora en la calidad del liquido sinovial, la inflamación y el dolor.
    Condropatías como la condromalacia de rotula, sobre todo en los estadios iníciales se están obteniendo resultados alentadores, el efecto anabólico en el metabolismo del cartílago, bloquea la degradación del mismo, otorgándole un efecto condroprotector.

-Lesiones musculo-tendinosas:

  • Lesiones tendinosas
    Los tendones son las estructuras que con más frecuencia cronifican por su escasa capacidad de regeneración tras una lesión, desarrollando tendinopatías, las de más frecuente aparición son: Epicondilitis (codo de tenista), Tendinitis del tendón de Aquiles, Tendinitis tendón rotuliano, Tendinitis pata de ganso, Lesiones del manguito rotador del hombro, Fascitis plantar, etc..
  • Lesiones musculares
    El tratamiento con PRFC ha revolucionado el tratamiento de las lesiones musculares, si se aplica el tratamiento en la primera semana tras el daño se acorta hasta en un 50% la duración de roturas fibrilares y desgarros de la unión mio-tendionosa, lesiones de los ligamentos cruzados de rodilla. Es fundamental realizar la infiltración guiada por ecografía para asegurar que rellenamos toda la lesión.
  • Retardos de consolidación y Pseudoartrosis
  • En las artroplastias (cirugía endoprotésica), por su poder osteointegrador
  • Tumores óseos, se utiliza creando una mezcla con tejido óseo compacta para relleno

2. Dermatología.

  • Necrosis de piel postquirúrgicas, ulceras cutáneas, se ha visto que después de un cuidadoso desbridamiento y eliminación de la infección, la aplicación de PRFC en forma de coagulo cubriendo la herida junta a la infiltración de los bordes ayuda a una rápida cicatrización.
  • Alopecia, se aplica en todas las zonas desprovistas de cabello.

3. Cirugía Maxilofacial e Implantología.

  • El PRFC en los implantes dentales mejora la osteointegración y con ella la estabilidad primaria en la cirugía implantológica.

4. Cirugía Plástica.

  • Tiene amplio uso en la regeneración facial eliminando los pliegues y arrugas devolviéndole la elasticidad, el tono, textura a la piel.

TÉCNICA PARA LA OBTENCIÓN DE FACTORES DE CRECIMIENTO

La técnica de obtención que aplicamos es a través de un sistema cerrado estéril y desechable, lo que permite su empleo en nuestra consulta minimizando el riesgo de infección. El proceso permite incluir o no leucocitos, pudiéndose si se desea seguir un método prácticamente idéntico al PRFC. Existen varias casas comerciales que proveen estos sistemas (BTI, PROTEAL, GMP, Orthogen..). Nosotros preferimos PROTEAL con la cual trabajamos desde hace tiempo con excelentes resultados. En resumen todos los sistemas se basan en centrifugar la sangre extraída para luego separar la fracción del plasma rico en plaquetas (PRP) que es el inmediatamente superior a la fracción de hematíes; posteriormente se activa con cloruro cálcico o con trombina humana antes de su aplicación. Según sea el tiempo y temperatura, tras la activación podemos obtener desde un liquido para la infiltración hasta un compuesto solido gelatinoso maleable útil para sellar o compactar (gel de plaquetas o “moco”). Si solo interesase el moco adhesivo sin factores puede activarse el plasma pobre (PPP) obteniéndose un coagulo de fibrina.

obtencion-prfc-plasma-rico-factores-valencia-ivo3t

Se prepara una jeringa de 5ml con mepivacaína al 2% (anestésico) puncionamos el sitio donde se va a aplicar, y seguido el PRFC. En raras ocasiones aparecen reacciones de dolor e inflamación que ceden en horas. Normalmente se aconseja la colocación de hielo en el sitio de puntura, restringiendo durante el día las actividades deportivas, pero se permite al paciente continuar con su vida normal. Según nuestra experiencia en cuanto a resultados se refiere, aconsejamos realizar 1 aplicación entre 15 y 21 días y no más de 5 a 6 aplicaciones.

 

VENTAJAS DEL TRATAMIENTO CON PRFC

Es un producto 100% autólogo o sea obtenido del propio paciente, por tanto biocompatible, reduciéndose de esta forma los efectos secundarios (alergias, rechazos, trasmisión de enfermedades) que pudieran aparecer como suele ocurrir con otras técnicas y procedimientos.

No se necesita de hospitalización, o sea es una terapia ambulatoria, donde una vez concluido el tratamiento el paciente regresa a casa.

Es compatible con el uso de otras formas de tratamiento, como es el uso de fármacos, la Ozonoterapia y las ondas de choque electromagnética los cual aumenta significativamente su eficacia.
Reduce el tiempo de recuperación del tejido dañado, hasta un 50%.

 

CONCLUSIONES

  • Es un tratamiento que debe ser realizado por médicos y personal sanitario cualificado.
  • El proceso tiene fecha de caducidad, es decir debe aplicarse tan pronto se active, de lo contrario el PRFC se desnaturaliza y pierde sus propiedades.
  • El resultado final es la obtención de plasma rico en factores de crecimiento que tiene coloración amarillenta exenta de leucocitos y hematíes aunque hay autores que prefieren la presencia de leucocitos para determinadas enfermedades.
  • Debe aplicarse la fracción más rica en factores de crecimiento, que es la que esta inmediatamente encima de la serie roja, sino se estaría administrando un plasma pobre en factores de crecimiento, no logrando los beneficios terapéuticos esperados.
  • El efecto regenerativo del PRFC se ve potenciado cuando se combina con la ozonoterapia.
  • Recomendamos la combinación de ondas de choque electromagnéticas y PRFC, con lo cual hemos obtenidos excelentes resultados.

A partir de la experiencia clínica obtenida según las patologías tratadas por diferentes médicos (lesiones óseas, musculo-tendinosas, ulceras, injertos cutáneos), y nuestra modesta experiencia en los primeros pacientes tratados podemos pronosticar que la aplicación de PRFC se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para tratar lesiones tanto degenerativas como traumáticas. Preferimos la combinación de PRFC con Ondas de choque electromagnéticas.